Elija un país o región diferente para ver el contenido específico de su ubicación

{{recommendedRegLangFull}}

Compactación profunda – Trabajo extremo para todos los compresores

Lausitzer und Mitteldeutsche Bergbau-Verwaltungsgesellschaft (LMBV)

La compactación profunda es una de las aplicaciones más rigurosas para cualquier compresor. El aire comprimido usado como herramienta es un medio de eficacia comprobada para la compactación profunda. Este método sirve para mejorar las condiciones del suelo al aumentar la capacidad de carga (resistencia al corte, resistencia comprimida) y/o reducir los ajustes de sensibilidad (módulos de rigidez, relaciones de contracción transversal) de una o más capas de roca suelta.

La Compañía de Administración de Minería de Alemania (LMBV) está usando técnicas de compactación profunda para asegurar la superficie del suelo, incluso en los terraplenados inclinados de lagos de minería artificiales, en la región de Lausitz. Aquí la compactación profunda se realiza solo con la superficie en pendiente suelta disponible. Esto también puede reducir parcialmente la altura de la superficie. Actualmente, el Servicio de Minería de Alemania Central GmbH de TDE está ejecutando un proyecto al este de Cottbus. Allí, puede encontrarse material de desecho suelto de minas a cielo abierto en la costa de un futuro lago artificial, donde se usará la compactación profunda para asegurar geo-técnicamente el área contra deslizamientos del terreno.


CompAir Compressed Air and Water Vibrator
Con la ayuda del agua y aire comprimido, el vibrador avanza hasta una profundidad de 60 metros.

El sellador por vibración penetra a más de 60 metros de profundidad, en un proceso donde también se usan agua y aire comprimido, en el suelo suelto y luego comienza su tarea de compresión desde el fondo hacia la superficie. La lanza de vibración sigue una grilla predefinida y avanza a través del área de limpieza. El vibrador eléctrico se suspende en la pluma de una grúa hidráulica de orugas. Se instalan un generador y una bomba de agua detrás de los contrapesos de la grúa de orugas. A su lado, se ubica una versión sobre plataforma del compresor CompAir. Es una versión Bi-Turbo con un funcionamiento muy económico. En la grilla que corresponde al rango de giro de la pluma, la máquina funciona casi completamente de manera automática. Durante el proceso de vibración, se miden constantemente el consumo de potencia del vibrador, la profundidad y otros parámetros, y esta información se registra y exhibe al operador de la máquina. De esta manera es posible crear desde informes diarios, semanales y mensuales hasta la facturación para el proyecto completo de construcción. El operador monitorea todos los procesos y conduce la máquina hasta la siguiente grilla.

Una mirada al consumo de combustible diésel: uso continuo de los tres compresores para trabajo pesado.

En el lugar de construcción de la anterior área minera en Lausitz, se requiere un desempeño máximo de parte de todas las unidades. Habrá tres columnas de TDE en funcionamiento hasta el final del verano del 2015. El aire comprimido del compresor contribuye a la penetración de la lanza de vibración en el suelo existente. La vista del cronómetro de operación muestra el enorme esfuerzo que se aplica a los compresores C 210 TS-12. Con una metodología de trabajo que incluye tres turnos, cada máquina funciona hasta 300 horas por mes.

Los compresores CompAir TS son, gracias a su tecnología bi-turbo, los mejores en su clase con respecto al consumo de combustible. Entre otras cosas, esto es posible debido al uso de un segundo turbocargador de los gases de escape, que comprime el aire de admisión antes de su llegada a los compresores de tornillo. Este concepto patentado mejora considerablemente la unidad de compresión, en especial durante la operación diaria con carga parcial, es decir, con un mismo caudal, un compresor CompAir TS utiliza hasta 30% menos combustible diésel que otros compresores similares disponibles en el mercado. Además, cada compresor está equipado con un circuito de radio control de arranque / parada que garantiza que la máquina funcione solo cuando se necesita aire comprimido.

Horst Komaritzan, consultor técnico in situ de CompAir, comenta: "Es un ahorro mensual de combustible por máquina cercano a los 3.000 litros de diésel, en comparación con compresores similares de otros proveedores. Incluso si un proveedor le regalase la máquina al cliente, después de aproximadamente 6.000 horas de uso, significaría una pérdida para el usuario porque, para ese entonces, la máquina CompAir ya se habrá pagado por sí sola y comenzará a generar ganancias adicionales". El Gerente de Construcción de TDE, Holger Jehne, confirma estos detalles e indica que al hacer una inversión, los costos del combustible diésel son determinantes. Incluso al comprar tres grúas de oruga nuevas de Liebherr, también se tuvo en cuenta el bajo consumo de combustible.

es-SV