Sistemas de vacío para sílice cristalina respirable

La sílice, un material común, se puede encontrar en materiales de construcción como arena, piedra, hormigón y argamasa. Con frecuencia, también se utiliza en la fabricación de vidrio, cerámica, alfarería, ladrillos y piedra artificial u otros materiales de paisajismo.

Denominada generalmente como cuarzo, la sílice representa poco riesgo en su estado natural. Sin embargo, para los trabajadores que pueden cortar, triturar, aserrar, perforar o modificar de alguna otra forma materiales que contienen sílice, existe el riesgo de exposición a sílice cristalina respirable.

Riesgos de la sílice cristalina respirable

Cuando se cortan, trituran o perforan materiales o se modifican de otra forma a través de cortes, trituración o aserrado, se liberan partículas microscópicas de sílice al aire. Con un tamaño cien veces menor que un grano de arena común, la sílice cristalina respirable se puede inhalar y contribuye al desarrollo de enfermedades incurables y potencialmente mortales relacionadas con la sílice. Se calcula que aproximadamente 2,3 millones de trabajadores de EE. UU. están en riesgo de exposición a la sílice cristalina respirable y corren un mayor riesgo de desarrollar silicosis, cáncer de pulmón, EPOC e insuficiencia renal.


Sílice cristalina

Reglamentaciones de OSHA para sílice cristalina respirable en el lugar de trabajo

Para proteger mejor a los trabajadores, OSHA publicó normas para la regulación y el control de la exposición a la sílice en la construcción, la industria general y lugares de trabajo marítimos.

Los empleadores deben utilizar controles de ingeniería y prácticas de trabajo como la forma principal de mantener las exposiciones en el límite de exposición permisible (permissible exposure limit, PEL) o por debajo de él.  Estos controles de ingeniería incluyen mojar las operaciones de trabajo o utilizar sistemas de ventilación como aspiradoras para mantener el aire y los pulmones de los trabajadores libres de polvo con contenido de sílice.

Sistemas de captura y limpieza al vacío

Los sistemas de vacío central se diferencian de los sistemas de transporte neumático o de los sistemas de recolección de polvo tradicionales.  Los sistemas de transporte neumáticos tienen un origen y un destino definidos, mientras que el sistema de vacío central varía en la cantidad y ubicación de los puntos de vacío de recolección. La mayoría de los sistemas está diseñada para varios usuarios y, por lo tanto, debe funcionar igual de bien cuando uno o varios usuarios utilizan el sistema al mismo tiempo.

Un sistema central se compone de una unidad de alimentación de vacío con un recipiente colector y generalmente se instala en una ubicación de la planta. En algunas aplicaciones, la unidad de alimentación y el contenedor cuentan con ruedas a fin de poder mover el sistema. Una red de tubos se extiende desde el recipiente colector a lo largo del techo hasta varias estaciones de trabajo o puntos de recolección. Por lo general, el sistema se acciona con un soplante más grande.

Los sistemas de vacío central para recuperación de sílice utilizan respiradores, cubiertas y equipos especiales como una trituradora de captura de fuente para recolectar y capturar eficazmente partículas de sílice. Es posible que se requieran filtros o filtración HEPA adicionales para recolectar partículas de hasta 0,3 micrones. El agregado de recolección con bolsas y separadores automáticos reduce aún más la exposición de los operadores. 

Actualización de los sistemas existentes para cumplir con las normas de OSHA

Para aquellas plantas que ya cuentan con sistemas de vacío centralizado o recolección de polvo instalados existe la posibilidad de adaptar o actualizar los equipos existentes para que cumplan con OSHA. Se deben considerar una serie de factores que deben ser evaluados por un ingeniero de aplicaciones con experiencia en el diseño de sistemas de vacío. 

Confíe en los expertos para que lo guíen

Hoffman & Lamson está a su lado en cada paso del camino. Nuestro experimentado equipo de ingenieros puede trabajar con usted para evaluar las condiciones y el sistema existente, proporcionar recomendaciones sobre mejoras, garantizar la instalación y el uso correctos de nuevos componentes y asegurarse de que el sistema de vacío con diseño de ingeniería no solo cumple las normas de OSHA sino que también crea un entorno más seguro y saludable para los operadores.

¿Está pensando en una actualización para el sistema existente? Descargue nuestro documento técnico y conozca qué factores debe considerar.

Obtenga más información sobre nuestros sistemas y soluciones de vacío. 

es-SV