Elija un país o región diferente para ver el contenido específico de su ubicación

{{recommendedRegLangFull}}

Automoción

Para producir un vehículo de alta calidad, necesita un equipo de alta calidad.

Tanto si es para aplicar pintura en aerosol a los automóviles, como para su montaje con herramientas neumáticas, la industria de la automoción depende de los compresores para conseguir un acabado de alta calidad.

La presencia de contaminantes en el aire comprimido puede dar lugar a un costoso desperdicio, obligar a reprocesar el producto y perder parte de la producción.

Nuestros compresores ofrecen un rendimiento y una fiabilidad inigualables, además de ofrecer el equilibrio perfecto entre calidad de aire y bajo coste de funcionamiento.

Entre los usos habituales del aire comprimido en la industria del automóvil, se incluyen:

  • Inflado de neumáticos
  • Acabado de productos — para vaporizar y propulsar pintura en los componentes y armazones del automóvil.
  • Robots neumáticos
  • Corte y soldadura por plasma — para asegurar la velocidad y fiabilidad del corte y la soldadura.
  • Herramientas neumáticas — preferibles a las eléctricas, ya que son más ligeras y fáciles de manejar.
  • Aplicaciones de pintura — para accionar bombas de pintura en entornos altamente volátiles.
  • Aire respirable — el filtrado permite suministrar aire de calidad respirable.

Estudios de caso

Jaguar reduce sus costes energéticos con compresores CompAir

CompAir rebaja en 2000 toneladas las emisiones de C02 con el nuevo sistema de compresores en Schaeff

Continental Gives the Green Light for New Quantima Technology

CompAir ayuda a Jaguar a ahorrar energa con sus compresores Quantima

La tecnologa Quantima contribuye a mantener un alto nivel de calidad en Mercedes Benz

es-SV