{{recommendedBannerText}}

Spacer
{{recommendedRegLangFull}}

La madera en bruto se trata para prevenir la descomposición en ambientes no protegidos. Para hacerlo, la madera se carga en grandes contenedores herméticos. Una vez cargada, se utilizan bombas de anillo líquido para extraer el vacío en el tanque para extraer el vapor de agua de la madera. Después se inyecta arseniato de cobre cromatado (CCA) o algún otro conservante en el tanque. Las bombas se usan entonces como compresores para presurizar el tanque y para impregnar la madera con la concentración deseada de conservante. Los productos Nash tienen una buena tolerancia a los componentes de resina y vapores de los químicos de los conservantes.

es-PY