Elija un país o región diferente para ver el contenido específico de su ubicación

{{recommendedRegLangFull}}

Secadores de adsorción

Innovación y eficiencia energética garantizadas

La serie GDX de Gardner Denver de secadores regenerativos sin calor es la solución ideal para muchos miles de usuarios de aire comprimido en todo el mundo y en una amplia variedad de industrias. El equipo de purificación de aire comprimido debe ofrecer un rendimiento y fiabilidad óptimos y, al mismo tiempo, proporcionar el equilibrio correcto de calidad de aire con el menor coste de operación.

Beneficios Clave

Serie GDX de secadores regenerativos sin calor de Gardner Denver

  • Aire de la más alta calidad

    Aire comprimido limpio, seco y libre de aceite, que cumple con todas las ediciones de la certificación ISO 8573-1, el estándar internacional de calidad del aire comprimido

  • Consumo eficiente de energía

    Maximiza los ahorros

  • El aire seco elimina el crecimiento microbiológico

    Evita el desperdicio, el retiro de productos del mercado y los litigios

  • Aire seco significa cero corrosión

    Evita el desperdicio y el daño de los productos

  • Más pequeño, más compacto y liviano

    Gracias a la construcción modular, tiene menos de la mitad del tamaño de los secadores convencionales

Diseño modular

  • Capacidad del 100% en espera a una fracción del coste de los diseños de doble torre
  • Garantía de 10 años para el sistema de presión
  • Resistencia a la corrosión con proceso de cromado y pintura epoxi
  • Rendimiento constante a punto de rocío gracias al llenado tipo "tormenta de nieve" (snowstorm)

Cumple con estándares internacionales

  • PED, CE, CSA (EE. UU. + Canadá), CRN
  • Instalación sencilla y flexible
  • Requisito mínimo de espacio
  • Mantenimiento sencillo
  • Tiempo reducido de inactividad
  • Menor contaminación por ruido
  • Funcionamiento súper silencioso

Diseño

Sistema de gestión de energía

Life Cycle Solutions

La energía necesaria para generar el lecho de desecante fuera de línea en un secador de adsorción es constante, y se basa en la suposición de que el secador funciona a toda capacidad y que el lecho de desecante que requiere regeneración está totalmente saturado. En realidad, es poco habitual que un secador opere a capacidad plena todo el tiempo, por ejemplo, durante el trabajo del turno y los períodos de baja demanda. Las fluctuaciones diarias y de temporada en la temperatura ambiente y la humedad también afectan el nivel de humedad que debe manejar el secador.

En estas condiciones, en el punto del ciclo de secado donde se cambia el caudal de aire de una cámara de secado a otra, existe la posibilidad de que quede capacidad de secado en el material desecante que se regenerará. Como la energía que se usa para regenerar este lecho parcialmente saturado se basa en la suposición de que el lecho está totalmente saturado, se consumirá más energía (aire de purga) de la que realmente se necesita.

es-PR