{{recommendedBannerText}}

Spacer
{{recommendedRegLangFull}}

Antes de introducirlo en el sistema, la reposición de la caldera se debe desairear. Esto se realiza en ocasiones en un recipiente llamado desaireador. Se establece una presión de vacío en el recipiente y el agua de reposición se pasa a través de él para eliminar todos los gases disueltos antes de introducirla al sistema.

es-PE