{{recommendedBannerText}}

Spacer
{{recommendedRegLangFull}}

La esterilización de diversos dispositivos y equipos es una necesidad vital en todas las prácticas médicas, hospitales, laboratorios e instalaciones farmacéuticas. Los esterilizadores trabajan a través de 3 ciclos distintos:

  • Fraccionamiento: El aire funciona como una capa de aislamiento y previene que el vapor caliente entre en contacto directo con los objetos a esterilizar, por lo que debe extraerse del recipiente. Para el fraccionamiento, la presión del aire se reduce a 100 mbar (27 pulgadas HgV) y luego se inyecta vapor caliente. Este procedimiento se repite 3 o 4 veces.
  • Esterilización: El vapor se inyecta en el recipiente a una presión de 2 a 3 bar (30-45 psi) y a una temperatura de 121 a 134°C (250 a 275°F), lo que mata todos los gérmenes. La bomba de vacío no funciona durante la esterilización.
  • Secado: Cuando la esterilización se completa, la bomba de vacío expele aire desde el recipiente hasta que se crea un vacío final de 50 mbar (28,5 pulgadas HgV), secando así los objetos esterilizados
es-MX