{{recommendedBannerText}}

Spacer
{{recommendedRegLangFull}}

Lubricación de cojinetes

El antiguo problema de la grasa contra al aceite en el momento de lubricar los cojinetes.

En los centros de servicio de NASH Certified, vemos que muchas bombas llegan a nosotros con fallas de cojinetes. La pregunta que siempre se hace es: ¿por qué sucedió y qué se puede hacer para evitar futuras fallas? La mayoría de las fallas de los cojinetes no las causa un defecto de fabricación. Los motivos más comunes de los problemas en los cojinetes son la falta de lubricación o el uso de lubricantes contaminados, y no el tipo de lubricante.

¿Cómo ocurren las fallas en los cojinetes?

La mayoría de las fallas de los cojinetes no las causa un defecto de fabricación. Los motivos más comunes de los problemas en los cojinetes son la falta de lubricación o el uso de lubricantes contaminados, y no el tipo de lubricante.

La mayoría de las bombas NASH tienen cojinetes que se lubrican con grasa. Esto no implica que la grasa sea mejor que el aceite; solo que los equipos se diseñaron de ese modo. Algunas de nuestras bombas tienen la opción de lubricarse con aceite o grasa, pero la configuración estándar es lubricarlas con grasa y hacerlo con aceite como una alternativa.

Cojinetes lubricados con grasa

Con cojinetes lubricados con grasa, es imposible determinar la cantidad o calidad del lubricante sin desarmar las tapas de los cojinetes. Determinar el estado de los cojinetes puede convertirse en un juego de conjeturas. Por el otro lado, los cojinetes que se lubrican con aceite habitualmente tienen un visor de vidrio que le indicará a simple vista si el nivel es bajo o si la coloración del aceite es incompatible.

Habitualmente, lo que descubrimos es que la mayoría de los cojinetes que se lubrican con grasa tienen demasiada o poca grasa. A veces la grasa es vieja y dura y posiblemente también está contaminada. Una inspección física semestral puede reducir en gran medida el potencial de fallas.

Cojinetes lubricados con aceite

Con cojinetes lubricados con aceite a menudo vemos bajos niveles de aceite que causan fallas. Los sellados con aceite, con el paso del tiempo, se resecan y pueden tener fugas; además, cualquier posible presencia de agua en el aceite decantará al fondo del sumidero. Cuando eso sucede, el visor puede parecer lleno mientras que el lubricante pasa a ser mayormente agua.

A menudo vemos agua en los cojinetes con ambos tipos de lubricación. Puede generarse simplemente a partir de la condensación, pero lo más común es que se produzca por fugas del agua de las empaquetaduras Es muy importante mantener la fuga de la empaquetadura a un mínimo, pero aún más importante que el agua esté drenando adecuadamente.

Hay una canaleta debajo de la empaquetadura para acumular el agua que tiene un orificio de drenaje. A menudo este orificio se bloquea con exceso de grasa o deshechos y, eventualmente, el agua penetra en el cojinete.

Nuestra recomendación

Entonces, ¿cuál es la respuesta? Más que la elección del lubricante, se trata del mantenimiento. Siga las pautas que se detallan en nuestro Manual de instalación y operación correspondiente a su bomba NASH y tómese un momento para ocuparse del tipo de lubricación que elija. Si se las mantiene correctamente, las bombas NASH pueden durar décadas. Pregúntele a nuestros amigos del Consejo de agua y alcantarillado de Nueva Orleans.

es-HN