{{recommendedBannerText}}

Spacer
{{recommendedRegLangFull}}

La paciencia rinde

En octubre de 2006, se realizó una visita a la planta generadora de energía de Peterhead para discutir la posibilidad de instalar nuevas bombas de extracción de aire.La estación, una operación de ciclo combinada con tres turbinas de gas Siemens y una turbina de vapor, se ubica a 55 millas al norte de Aberdeen en la coste este de Escocia.Había estado informando sobre problemas para conseguir la contrapresión deseada en su turbina de vapor.Las bombas de vacío existentes, suministradas por Gardner Denver Nash UK en 1977, eran tres bombas de vacío NASH CL3005 al 50 % con eyectores de aire y una unidad de arranque rápido CL6003G.

Todas las bombas de vacío requerían mantenimiento, pero se encontraban básicamente en buenas condiciones.Las pruebas indicaban un buen rendimiento y era aparente que las fugas de aire reales en la planta estaban muy por encima del nivel por diseño especificado originalmente.Una vez que las bombas y los chorros de aire recibieron mantenimiento, los niveles de vacío mejoraron, pero la contrapresión de la turbina seguía siendo inadecuada, en especial en los meses de verano, cuando la temperatura del agua de enfriamiento era mayor. La planta generadora comenzó entonces a investigar las fugas de aire a lo largo de la planta que, con el tiempo, se habían incrementado debido al escaso mantenimiento y a cambios en el trabajo de los caños.

En 2007, se realizó el primera presupuesto para sustituir los conjuntos de bombas de vacío con unidades de dos etapas TC11.En este punto, la estación era propiedad de SSE (Scottish Southern Energy) y nuestro presupuesto, además de ofrecer ventajas técnicas sobre el equipo existente, incluía una mejor eficiencia energética.Tuvo que pasar un proceso de aprobación de gasto de capital (CAPEX) durante un entorno político cambiante, que estaba decidiendo cómo se estructuraría el mercado energético del Reino Unido durante los siguientes 20 años, y a la vez debía cumplirse con la demanda energética incrementada prevista, producirse emisiones de CO2 menores y satisfacer la normativas de la UE. Esta incertidumbre continua impidió que la planta realizara un pedido.

Durante este periodo, el centro de servicio de Gardner Denver Nash en el Reino Unido, en Winsford, Chesire, siguió trabajando con la planta generadora para dar soporte al equipo existente.

En 2010, la estación redujo su operación de 1840 MW a 1180 MW y su capacidad de generación disponible era de solo 400 MW debido a los elevados cargos por transmisión.Los propietarios, SSE, decidieron invertir 15 millones de libras para modificar los sistemas de control, las calderas y la turbina de vapor para mejorar la flexibilidad de la estación a fin de cumplir con las "demandas máximas" y aumentar su tiempo de funcionamiento. Los cambios permitirían a la estación generar energía a lo largo de un rango mayor, lo que incluía una salida mínima de 200 MW.Las razones para esta decisión se tomaron de acuerdo con las condiciones del mercado, la posibilidad de una Escocia independiente y un proyecto potencial en la estación para crear la primera planta de captura y almacenamiento de carbono (CCS) de cadena completa en el mundo. 

Durante los cuatro años en que GD Nash estuvo trabajando con la estación, un proyecto ulterior para desarrollar una planta de captura de carbono antes de la combustión estaba bajo consideración de BP, lo cual se haría mediante el campo de Miller Gas en alta mar.Este proyecto acabó por archivarse debido a problemas con el escalado de la planta a partir de esquemas piloto que se encontraban en todas partes en el Reino Unido a la indecisión del gobierno acerca de apoyar financieramente esta tecnología.

GD Nash realizó nuevos presupuestos para sistemas TC9 en octubre de 2010, pero la SSE decidió ofrecer el trabajo como una solución llave en mano, que se puso a licitación.En 2012, Alstom Technical and Boiler Services, en Gateshead, Reino Unido, firmó un acuerdo con la SSE para realizar el trabajo en la planta generadora.Esto incluyó a un nuevo actor en la ecuación, uno que seguramente compraría de acuerdo con un precio base, sin considerar mucho la relación a largo plazo que habíamos construido con la planta generadora durante los últimos 37 años.

Al mismo tiempo, en 2012, el gobierno del Reino Unido anunció que apoyaría dos proyectos de CCS con 1 billón de libras de inversión; uno de dichos proyectos se ubicaría en la planta de Peterhead.SSE firmó un contrato con Royal Dutch Shell para construir la primera planta de captura y almacenamiento de carbono de cadena completa en el mundo a escala comercial.Se prevé que este proyecto se complete en 2020 y capture un millón de toneladas de gas CO2 de gases de combustión para proporcionar a medio millón de hogares electricidad "limpia".El CO2 se almacenará en la reserva vacía Golden Eye de Shell, a 100 km de la costa y 2,5 km por debajo del nivel del mar.

Habían pasado ocho años desde las primeras conversaciones para sustituir el equipo existente, durante los cuales los cambios de propiedad de la planta, los cambios en los partidos del gobierno, los cambios en la política energética del gobierno y los cambios en las directivas de la UE y en el desarrollo de tecnología CCS jugaron algún papel en la decisión final. 

Finalmente, después de reuniones posteriores con el departamento técnico de Alstom, análisis ulteriores sobre las tasas de fugas de aire y cuatro presupuestos corregidos más, Alstom otorgó el contrato para tres unidades TC9 a GD Nash en 2014.Nuestros competidores eran Busch y SIHI. El monto del contrato fue de 365 000 euros.Con toda esta inversión, la planta generadora de energía de Peterhead será la más eficiente en el Reino Unido y la planta generadora de combustible fósil más limpia en Europa.Su flexibilidad de diseño asegurará su longevidad y su contribución a la combinación energética general del Reino Unido de energía nuclear, eólica y de combustibles fósiles.Esperamos con gusto alcanzar los 30 años de apoyo continuo a esta planta generadora y tener la oportunidad, en 18 meses, de adquirir de vuelta las bombas CL3000 y CL6000 para usarlas en nuestro programa de intercambio de bombas de servicio.
es-GT