Industria farmacéutica y de productos químicos

Robuschi ofrece su gama de producción de soplantes de lóbulo, compresores de tornillo, bombas de vacío y centrifugadoras para distintos tipos de procesos químicos y farmacéuticos, como enfriamiento, destilación, desgasificación, secado, compresión de gases, transporte neumático, recuperación de solventes, evaporación de capas finas, transferencia de líquidos.
Fotografía del cartel de productos químicos y farmacéuticos

Aplicaciones

Limpieza de líquidos

Las bombas centrífugas pueden procesar un amplio rango de fluidos limpios en aplicaciones de los sectores de productos químicos y farmacéuticos.


Revestimiento

Cuando se revisten las superficies industriales, los vapores del metal se manipulan bajo vacío. En un proceso típico, el metal se condensa como una capa delgada en la superficie del sustrato. Se precisa vacío para mantener los vapores del metal bajo presión.


Enfriamiento

Las superficies se refrigeran por medio de la evaporación controlada de agua u otros solventes. El calor latente del sustrato y el vacío eliminan el calor localizado, lo que provoca un efecto refrigerante.


Desgasificación

Habitualmente se utilizan máquinas de moldeo por extrusión para la desgasificación de los productos. En las máquinas de moldeo por extrusión, las sustancias de alta viscosidad se comprimen y liberan solventes simultáneamente. La bomba de vacío utilizada sirve exclusivamente para evacuar los solventes de bajo punto de ebullición, así como el aire que haya ingresado en el material a través de filtraciones.


Destilación

Las aguas residuales contaminadas con solventes deben recibir tratamiento por razones medioambientales. El método más simple es la destilación por vacío, en la cual la fracción de bajo punto de ebullición se evapora y luego se condensa. Las aguas residuales luego se transportan a otro lugar para su uso posterior.


El secado

Todos los productos médicos se someten a un proceso de secado antes de ofrecerse en el mercado. Se usan secadoras dinámicas o estáticas que aplican calor para eliminar cualquier resto de solvente del producto. La ventaja del secado por vacío es que puede procesarse el producto a bajas temperaturas. La temperatura se corresponde siempre con la presión de vapor del solvente que se utiliza.


Compresión de gas

Es necesario comprimir los gases antes de bombearlos a través de tuberías para su uso posterior. En muchos casos, esta compresión también es necesaria para reducir el volumen de espacio de almacenamiento requerido.


Impregnación

La impregnación implica el siguiente proceso: el producto final se evacua en un recipiente. Un agente impregnante adecuado, como ser una resina, penetra por la superficie del material bajo vacío.


Transporte neumático

Los productos químicos pueden transportarse de forma segura y económica con compresores o soplantes. Esto garantiza la ausencia de polvo y, por consiguiente, la ausencia de pérdidas, el diseño simple de la tubería y la conservación sin deformación del material transportado.


Proceso de manejo de líquidos

Las bombas centrífugas se usan para transferir distintos tipos de líquidos de procesamiento en las plantas químicas.


Recuperación de solvente

Las aguas residuales contaminadas con solventes deben recibir tratamiento por razones medioambientales. El método más simple es la destilación por vacío, en la cual la fracción de bajo punto de ebullición se evapora y luego se condensa. Las aguas residuales luego se transportan a otro lugar para su uso posterior.


Evaporación de capa fina

Este proceso, que también se denomina evaporación molecular, sirve para separar sustancias que tienen rangos limitados de puntos de ebullición. Este equipo posee un diseño especial que solo funciona correctamente a niveles de vacío específicos.