Barilla and Robuschi: una historia de éxito sin fronteras

Tal vez se deba a la cercanía (ambos tienen sede en Parma, el corazón del “Valle gastronómico”); tal vez se deba a que ambos creen firmemente en el potencial del otro. Independientemente del motivo, entre Robuschi —una división del grupo Gardner Denver— y Barilla —un líder en la producción de pasta y productos horneados— existe un vínculo de confianza y colaboración que se ha desarrollado durante años y que supera las fronteras nacionales.


Barilla fue fundada en 1877 y ahora ostenta 30 plantas de producción en todo el mundo, aprovecha bien la tecnología de Robuschi, al escoger sus soplantes de lóbulo y compresores de tornillo para los procesos de producción de muchas de estas plantas.


El enfoque en la sostenibilidad medioambiental que siempre distinguió a Barilla ahora forma parte integral de la filosofía de la empresa. Todo esto también se traduce en decisiones estratégicas en el área de producción. Es por esto que la empresa busca constantemente soluciones tecnológicas de largo plazo que sean tanto innovadoras como eficientes. Este fue el fundamento para la decisión de usar la gama de productos de Robuschi también en la planta de San Pedrignano di Parma (Italia), en todas las etapas de producción: desde la molienda hasta la producción de la pasta.

La unidad de soplante ROBOX evolution forma parte integral del proceso de transporte neumático que moviliza 15 toneladas métricas de harina de trigo durum por hora desde el molino hasta los silos donde se almacenan los diversos ingredientes de la pasta. Sus características incluyen gran fiabilidad y robustez, tecnología exenta de aceite y de mantenimiento sencillo (intervenciones de servicio poco frecuentes, lo cual también ayuda a mantener los costes bajos).


Luego de pesar todos los ingredientes, la mezcla resultante se transporta mediante unidades de compresor de tornillo de baja presión ROBOX, con una capacidad de 60 toneladas métricas por hora, hasta el área de elaboración de las pastas. En este caso, se escogió el ROBOX screw porque ofrece la posibilidad de adoptar niveles de presión levemente superiores que los límites habituales de una soplante de lóbulo (1 bar) y, al mismo tiempo, mantener bajas temperaturas de procesamiento, permitiendo evitar cualquier riesgo de arruinar el material que se transporta. Este aspecto, junto con la tecnología exenta de aceite (Certificación Clase 0 - ISO 8573-1), es indudablemente un factor esencial en el transporte neumático de alimentos, en especial para una empresa como Barilla, donde el énfasis está puesto en la calidad.

El diseño extremadamente robusto del ROBOX screw convierte a este sistema en la opción ideal para el uso intermitente sin problemas asociados de desgaste progresivo de componentes, gracias también al hecho de que funciona con una velocidad de rotación baja (máx. de 6000 rpm); como resultado, no hay ningún efecto adverso en los costes de mantenimiento.

De hecho, el alto nivel de eficiencia (que asegura ahorros hasta del 20 % en comparación con una solución tradicional) y los costes mínimos de funcionamiento y servicio se traducen en una reducción de los costes del ciclo de vida útil y, en última instancia, en beneficios adicionales para la línea de producción de Barilla.

Las soplantes de lóbulo y los compresores de tornillo Robuschi no solo están instalados en las plantas de producción de pasta, sino también en la división de productos horneados. En Castiglione delle Stiviere, la planta de Barilla cercana a Mantua, hay seis unidades de compresores de tornillo ROBOX screw que se usan para el transporte neumático de azúcar y harina; funcionan con niveles de capacidad de 1.100 m³/h y valores de presión de 650 mbar.

También en este caso, la elección de la tecnología de tornillo se debió a las claras ventajas de ahorro de energía que se obtenía gracias al excelente desempeño de la unidad, junto con el funcionamiento silencioso y los costes reducidos, que además permitieron llevar a cabo las verificaciones programadas sin inconvenientes. 

La decisión de Barilla de optar por la gama de Robuschi no incluyó solo las opciones de transporte neumático sino también el tratamiento de aguas residuales. En la planta de producción de salsa de Rubbiano, cerca de Parma, donde es necesario desechar el caudal de materiales cloacales industriales, se han ido instalando varias unidades de soplantes ROBOX durante los años para los procesos de oxidación en las cuencas de aireación.

Una vez más, la excelente fiabilidad y robustez de las unidades ROBOX son dos características que se destacan, considerando que se instalaron hace ya varias décadas.


El vínculo entre Barilla y Robuschi, establecido en el corazón del "Valle gastronómico" y fortalecido durante los años, ha crecido y hoy en día está representado en distintas plantas en todo el mundo. De hecho, Robuschi es una palabra que significa calidad. A través de su empresa matriz, Gardner Denver, ofrece asesoramiento enfocado en aplicaciones en combinación con una amplia red internacional de asistencia.