Transporte público

Hydrovane ha sido elegido como proveedor exclusivo de 600 compresores para una solución única para el New Bus for London (NBfL)

La división de transporte público de Hydrovane ha colaborado con Blackpool Transport Services Ltd en el diseño y la instalación de nuevos módulos de suministro de aire (ASM, Air Supply Modules) para actualizar el tranvía urbano eléctrico más antiguo del mundo.

Desde 1884, el tranvía comunica las costas norte y sur de Blackpool, Lancashire, y ya es un icono que forma parte de la ciudad. Con el cambio de siglo, quedó patente la necesidad de modernizar la infraestructura. Además, la legislación en materia de accesibilidad obligó a retirar del servicio los tranvías convencionales de piso alto.

Los trabajos de modernización se iniciaron en 2009.

 

Resumen de ventajas

  • El elevado caudal del ASM permite utilizar un único compresor por vehículo.
  • Facilidad de instalación: impacto mínimo en las características tradicionales del vehículo.
  • Costes de servicio reducidos
  • Suministro fiable de aire de gran calidad.

Detalles del caso

 

En el marco del proyecto de actualización del tranvía, se han mantenido y modificado diez tranvías antiguos de doble plataforma para complementar los nuevos vehículos de piso bajo y ofrecer trayectos ilimitados al descubierto.

Las modificaciones realizadas en estos vehículos incluyen nuevos sistemas de freno y la instalación de puertas neumáticas adaptadas a la última normativa de accesibilidad.

 

 

Diez ASM de Hydrovane Transit, cada uno de ellos con un compresor basado en el modelo 504, se encargan de suministrar aire de alta calidad a 10 bar (147 psi) para los sistemas del tranvía.

El elevado caudal del ASM permite utilizar un único compresor por vehículo. La distribución de aire se controla con una válvula de protección multisistema y un presostato que dan prioridad al suministro de aire a 7 bar (100 psi) para el sistema de freno del tranvía sobre los 10 bar (147 psi) necesarios para accionar las puertas neumáticas.

 

 

El diseño a medida del ASM fue la solución idónea para resolver nuestras necesidades de aire comprimido. Los nuevos compresores, de menor tamaño y peso, son más fáciles de mantener que los originales y funcionan con mayor eficiencia y menor coste de servicio.

John Houghton, jefe de equipo del departamento de ingeniería de tranvías de Blackpool Transport Services.

 

 

La calidad y fiabilidad son de vital importancia para evitar daños en las válvulas y otros componentes del sistema de freno. Cualquier fallo de presión de aire podría activar el sistema de frenada de emergencia del tranvía.

El compresor es una versión modificada de la unidad industrial de Hydrovane e incorpora características tales como la filtración externa para facilitar la reparación y garantizar la idoneidad en condiciones de uso extremas.

En lugar de utilizar motores de CC convencionales de gran tamaño y peso, el ASM se impulsa mediante un motor de CA más ligero, fiable y versátil con un inversor preprogramado para el servicio.

La incorporación del secador de doble cartucho de Hydrovane garantiza el suministro de aire seco para evitar la presencia de humedad en el sistema que podría dificultar la lubricación y fomentar la corrosión y la congelación.

 

 

Facilidad de instalación

Dado que los compresores tenían que ubicarse bajo el piso de cada tranvía y que era esencial conservar las características de los antiguos vehículos, la instalación debía ser lo más sencilla posible.

Hydrovane diseñó los ASM para instalarlos fácilmente bajo una trampilla de servicio ubicada en el piso de cada vehículo. Los paquetes suministrados por Hydrovane incorporaban todo el equipo necesario para la instalación, desde el propio compresor hasta las mangueras, los depósitos de aire y las conexiones.

John Houghton, jefe de equipo del departamento de ingeniería de tranvías de Blackpool Transport Services, explica: "La elección de Hydrovane se basó en su experiencia en ingeniería, que quedó demostrada a lo largo de todo el proyecto.

"El diseño a medida del ASM fue la solución idónea para resolver nuestras necesidades de aire comprimido. Los nuevos compresores, de menor tamaño y peso, son más fáciles de mantener que los originales y funcionan con mayor eficiencia y menor coste de servicio.

"Hemos desarrollado una excelente relación de trabajo con Hydrovane. Sus ingenieros son muy accesibles y siempre están dispuestos a ofrecer su ayuda."

A fecha de hoy, hemos modificado siete de los tranvías antiguos, y otros tres entrarán en servicio a principios de 2012.