Eaton reduce los costes de mantenimiento con Elmo Rietschle

Con la instalación de seis bombas nuevas de vacío de tornillo de funcionamiento en seco de Elmo Rietschle, la unidad comercial Crouse-Hinds de Eaton, un diseñador y fabricante de equipos de alarma, señalización, control y notificación, continúa beneficiándose con mayores tiempos de actividad y un retorno de la inversión en un plazo de doce meses.

Detalles de la aplicación

Con su sede en Sutton-in-Ashfield, Nottingham, la unidad comercial Crouse-Hinds de Eaton fabrica una amplia gama de alarmas sonoras, visuales y manuales diseñadas específicamente para condiciones medioambientales severas y donde exista un riesgo de explosión debido a la presencia de atmósferas inflamables, tanto en ultramar como en tierra.

Gracias al rendimiento de las bombas S-VSI 300 de Elmo Rietschle, la unidad comercial Crouse-Hinds de Eaton ha hecho recientemente un pedido para adquirir otras dos unidades y se esperan más pedidos en el futuro. Anteriormente, la unidad comercial Crouse-Hinds de Eaton usaba bombas de vacío con sello de aceite en sus procesos de moldeado y esto provocaba fallas regulares.


Lawrence Marson, ingeniero de mantenimiento de la unidad comercial Crouse-Hinds de Eaton explica: "Para lograr un acabado coherente, usamos un método algo diferente al proceso de moldeado 'tradicional' por vacío para fabricar nuestros productos".

La cantidad de tiempo de inactividad asociado con las tareas de mantenimiento de las bombas de vacío anteriores usadas para este proceso motivó a la unidad comercial Crouse-Hinds de Eaton a buscar un proveedor nuevo. "Nos visitó un ingeniero de Elmo Rietschle que nos explicó la forma en que las bombas de vacío de tornillo de funcionamiento en seco S-VSI 300 'Twister' podrían reducir significativamente nuestros problemas de fallas", dijo Lawrence.


La S-VSI 300 es una bomba de vacío de tornillo de funcionamiento en seco que no requiere refrigerante o un medio de sellado en la cámara de succión. Esta bomba se enfría con agua y tiene un bajo nivel de emisión de calor hacia el medioambiente. Al tener aire de escape libre de aceite y sin necesidad de reemplazar filtros de descarga de aceite, la bomba S-VSI 300 es fácil de reparar y tiene un alto nivel de tolerancia al agua y al vapor.

"La prueba que Elmo Rietschle proporcionó durante nuestra conversación inicial nos convenció de instalar seis bombas S-VSI 300 nuevas — dos por máquina de moldeado", explica Lawrence. "Como funcionan en seco y se enfrían con agua, no hay aceite donde pueda adherirse la suciedad en la S-VSI 300 y funcionan de manera continua las 24 horas, los siete días de la semana.


"Las nuevas máquinas ahora reciben servicio cada seis meses y esto ha reducido considerablemente nuestros costes de mantenimiento. Las bombas están instaladas en cunas que pueden apilarse, lo que significa que pueden intercambiarse fácilmente para tareas de mantenimiento sin afectar la operación".

"Estamos tan complacidos con el rendimiento de las bombas S-VSI 300 que recientemente pedimos dos más para otra máquina de moldeado y esperamos instalar bombas Elmo Rietschle en otras dos máquinas pronto, lo que significa que tendremos un total de doce o trece bombas S-VSI 300 en la planta".

 

Lawrence dice por último:

"Decidirnos a cambiar nuestra tecnología de bombas de vacío fue un paso importante, ya que habíamos estado usando nuestras máquinas anteriores durante muchos años. Elmo Rietschle nos proporcionó la prueba que nos convenció para cambiar y nunca nos arrepentimos, y es la razón por la que pediremos más bombas S-VSI 300 en el futuro. Esperamos que las bombas existentes se paguen por sí mismas en un plazo de solo doce meses".